Pintado antideslizante

El antideslizante profesional está dirigido a superficies de composición mineral. Con su aplicación se consigue una modificación microscópica de la superficie, logrando la creación de microporos imperceptibles por el ojo humano. Los microporos quedan homogéneamente repartidos, actuando así como minúsculas ventosas que crean un campo de adherencia y por tanto reducen el riesgo de caídas. La aplicación es técnica y debe ser realizada por profesionales familiarizados con este tipo de productos.