Pintura de transito ocasional

Eliminar restos de pintura vieja o en mal estado, y desinfectar de hongo la superficie con una limpieza enérgica utilizando . Una vez la superficie se encuentre limpia y seca, se recomienda tapar socavones y pequeñas irregularidades, así como las juntas de las baldosas con Masilla o cualquier mortero de buena adherencia, secado rápido y alta resistencia. Posteriormente, aplicar mediante rodillo de pelo corto-medio la imprimación con un 5–10% de agua limpia. Si fuera necesario y la imprimación quedara muy absorbida en soportes porosos, se recomienda aplicar una segunda mano una vez la primera capa haya secado.

Este proceso es muy importante para evitar burbujas en la pintura. Al día siguiente, aplicar de manera abundante, una capa a rodillo de la pintura impermeabilizante AntiGota sin diluir y siguiendo la técnica “fresco sobre fresco” extender el velo para impermeabilizar, mediante la ayuda de un rodillo seco pueden quitarse las burbujas que queden en el velo hasta conseguir la adhesión total a la pintura. Cuando se haya realizado un tramo prudencial, aplicar una segunda capa de AntiGota para tapar inmediatamente el velo.Una vez colocado el velo, aplicar dos o tres manos más de AntiGota. El tiempo de secado entre manos es de una hora en condiciones ambientales superiores a 15ªC